lunes, 30 de abril de 2012

Cuidado y cultivo de palmeras

Existen varios tipos de palmeras, las más habituales son la Areca, la Chamaedorea, el Cocotero y la Kentia. Para este tipos de plantas se a de tener en cuenta la luz, la humedad, el riego, el abonado y las plagas a las que son sensibles, como factores a tener en cuenta para su correcto cuidado.

Luz

Lo primero que hay que revisar es la luz, será conveniente que se sitúe cerca de una ventana ya que este tipo de plantas dependen de la frecuencia de luz.

Humedad

Las palmeras necesitan humedad, que puede ser proporcionado o bien con un pulverizador, humedeciendo la zona que nos interesa o colocando una maceta inversa bajo nuestra planta con un recipiente lleno de agua para que proporcione humedad a través de su evaporación.

Riego

Hace falta un riego de una o dos veces por semana en verano y cada diez días en invierno. Un exceso de agua puede llegar a ser perjudicial por lo que es conveniente, llegado el caso, quedarse corto que pasarse.
Abono

Una palmera, al crecer poco, precisa de pocas cantidades de abonado y es preferente el uso de fertilizantes de lenta liberación para su correcto desarrollo.

Plagas

Las principales plagas para las palmeras son las arañas rojas, las cochinillas, y el moteado de hojas. Por lo que es necesario uso de acaricidas y la correcta poda de zonas afectadas.

Fuente: guiadejardineria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada